29 nov. 2011

Michielle Maza

versión corregida con lo que me envió Lourdes:



Cosas que faltaron del

ACTO SEGUNDO

Escena 1.


ROXANA BUSTAMANTES: Ya no me preguntes más, que solo de escucharlo, ya no puedo pensar en otra cosa que no sea tu sonrisa, que ya quiero estrenar, porque apenas  te siento entre mis dedos resba…(entra la cantante de opera)

CITLALI VIZCAÍNO: ¡qué te pasa maldita golfa! Bájate de mi escenario.

ROXANA BUSTAMANTES: ¿tu escenario? (turbada) por qué me agredes y me faltas al respeto (Citlali le da una cachetada a Roxana)

CITLALI VIZCAÍNO: Mira cantante de cuarta, en primera, no sabes solfear, y en segunda, mira tus fachas, así que o te largas por las buenas, o te saco de los pelos de mechudo que tienes.

ROXANA BUSTAMANTES: Cálmate, yo vengo recomendada por el profesor Raúl Pérez. Entiendes.

CITLALI VIZCAÌNO: Me vale un comino quien te haya recomendado o quién seas. ¡Cantas mal, que digo, pésimo! Exijo que te bajes.

Se acerca Citlali a Roxana y comienzan a pelear.

DUEÑO DEL BAR: Amor, cálmate, no discutas, ella también va a cantar. Canta muy mal.
Citlali Vizcaino: Tú me dijiste que está era mi noche. Por qué está ella en mi escenario. (le jala de los pelos)

Dueño del bar: cantas muy bien, ella no sabe cantar, es más, que el público decida.
(Siguen peleando) Bueno, pues ya rómpanse la madre si quieren. (El dueño del bar y el barman, gritan "lodo, lodo…")



Acto II Escena II
Narco 1 y ayudante entran, se sientan, piden  dos whiskys, la ayudante le da un cigarro y lo enciende.
NARCO 1: – ¿Cómo crees que esté la venta esta noche?
 AYUDANTE: – Yo la veo bien, oye ¿metemos pura o de la combinada?
El barman se acerca al Narco 1 y a la ayudante, y les entrega los whiskys
NARCO 1: ¡Esto no es un whisky! ¡Pendejo!
Ayudante se dirige al barman con tono despectivo
AYUDANTE: ¡Ya oíste, prepáralos otra vez pendejo!, ¿no escuchaste que no es whisky? Movidito. (Chasquea los dedos).
AYUDANTE: Entonces qué ¿pura o combinada?
NARCO 1: – (con tono autoritario) Mete de la combinada, al fin que… ¡ellos qué van a saber!, pobrecitos, lo que quieren es atascarse. 
AYUDANTE: – (con tono condescendiente) Tienes razón, ¿cuántos kilos traigo?
NARCO1: – Que sean dos kilos y… unas pastas, en paquetitos de tres o cuatro gramos.
La ayudante le muestra la mercancía al narco 1
AYUDANTE: – Mira, trigo ésta, ¿así?
NARCO 1: – (asiente) Sí, así.
AYUDANTE: ¿Entonces llamo a Mario para que las traiga?
NARCO1: – (ligeramente distraída) Ok.
Narco 1 se para comienza a observar a su alrededor y choca de espaldas con la otra gemela que habla por celular.

Acto 2 Escena 2
En la escena se encuentra la ayudante y la narco. Después, entra a escena fresita.
AYUDANTE: (sale del escenario y se le queda viendo a fresita)
FRESITA: ¿Qué me vez?
AYUDANTE: (se sigue)
NARCO1: (dirige la mirada al techo del bar y camina distraída)
FRESITA: (camina, hablando por teléfono)
Fresita y narco1 chocan de espaldas, se ven con asombro y comienzan a hacer movimientos de espejo.
FRESITA: ¿por qué te pareces a mí?
NARCO1: No, tú te pareces a mí. Además ¿Quién te invitó?
FRESITA: me llegó una invitación a mí cuenta de facebook. (Se sienta en una silla)
NARCO1: ! Quítate de ésta silla¡, ¡levántate pendeja¡
FRESITA: ¿Qué te pasa babosa?
NARCO1: (se dirige a su ayudante) quítala de aquí y consíguele una silla por allá atrás, dale una bolsita para que se ponga feliz.
FRESITA: ¿Qué les pasa?, yo no quiero droga
NARCO1: ¡Atáscatela toda!
Narco 1 y su ayudante sacan sus pistolas y amenazan a la fresita. Fresita inhala toda la droga.
Fresita, narco1 y ayudante permanecen en el escenario.

 Entra el dueño del bar y ve a narco1 y su ayudante.
DUEÑO DEL BAR: ¿Qué haces aquí hija de la chingada?
NARCO1: ¿Qué haces tú aquí pendejo?, ésta es mí noche, ¡ya compré mercancía y la voy a vender toda ésta noche!
DUEÑO DEL BAR:!no mames¡, si yo soy el dueño del bar.
NARCO1: ¡No armes drama si no quieres que te arme un desmadre!
DUEÑO DEL BAR: Está bien, te aclaro es mi fiesta ¡no la arruines! Te voy a dejar, pero con la condición de que me des la mitad de lo que ganes ésta noche.
NARCO1: ¡Ni madres pendejo! Sí quieres 40% y 60% ¿Cómo vez?
Toño aparece discretamente en una de las esquinas del escenario
DUEÑO DEL BAR: ¡Cámara!, pero no vayas a armar un desmadre. (Voltea hacia Toño y grita). Toño aquí te encargo a estas pendejas van a vender unos dulcecitos
TOÑO: ¡Quiero uno!
Narco 1 le dice a su ayudante
NARCO1: Pues dale uno, ¡que se atasque!
Entran a escena la esposa y el esposo. Se aproxima hacia ellos la ayudante. Ayudante manda llamar al esposo y cuando lo tiene suficientemente cerca le apunta con un arma.
AYUDANTE:¿Eres casado? ¿Qué te pasa cabrón?
ESPOSO: (Nervioso) Pero…
AYUDANTE: ¡Ni madres guey! ¿Qué te pasa?
ESPOSO: (aún más nervioso, hace ademanes trémulos) Bueno, yo… ya me voy.
AYUDANTE: No cabrón. (Saca rápidamente algo de su bolsillo) ¡Métete esto! (le da un paquete pequeño en la mano)
ESPOSO: (desconcertado y aturdido) Pero…
Ayudante y esposo se repliegan a un costado del escenario y fingen seguir discutiendo acaloradamente.
En eso entran Citlali Vizcaino de un lado y Roxana Bustamente del otro, Citlali está decidida a cantar, pero cuando ve a la cantante, la mira con rivalidad.
Citlali Vizcaino: Pensé que te habías dado por vencida, te dije que cantas, no más bien, aúllas.
Roxana Bustamantes: ya quisieras, yo tengo cuerpo, pero tú, mírate, tan flacucha y débil. ¿Qué no te has visto en un espejo? Cómo es que vas a tener fuerzas para comer, sin embargo, yo, mírame, toda una diva.
Citlali Vizcaino: Y de qué te sirve, si no tienes voz, si no cantas nada.
Empiezan a pelear, en eso,
Entra el padre a escena con la cruz en la mano y su biblia bajo el brazo, observa con mirada inquisitiva a todos los que se encuentran en la fiesta.
Las cantantes se empujan para lados opuestos.
PADRE: (gritando) ¡Vengo a salvar sus almas!, son unos pecadores (todos rodean al padre)
NARCO1: ¿Usted qué hace aquí padre? ¿Quién lo invitó?
PADRE: He venido a salvar sus almas pecadoras
NARCO1: ¡no padre! O se divierte o se saca a la chingada, tenga ¡métase esto!
PADRE: (con tono solemne)¿Qué es esto hija mía? ¿Eso es pecado?
NARCO1: O se la mete o se lo carga la chingada
PADRE: (Con falsa resignación) está bien, está bien
Toño entra. Corre y grita
TOÑO: ¡La policía, la policía!
Narco1 y ayudante sacan las pistolas y gritan al unísono.
NARCO 1 Y AYUDANTE: ¡cállense todos, que nadie se mueva o se los carga la chingada!
TOÑO: (Grita) tengo una bomba, suelten las pistolas.
Todos se asustan y se alejan. El padre se acerca a toño.
PADRE: Calma hijo mío, calma (la acotación de las hojas no es clara pendiente)
TOÑO: (amenazante) ¡vas a confesar a todos estos pinches locos, uno por uno, empezando por esa zorra! (dice mientras señala a la cantante)
PADRE: Está bien hijo los confesaré a todos.
Toño arrastra a Roxana
Roxana (con voz y mirada lasciva) ¡Padre, confieso que me tiré al profesor de música y me lastimó la garganta, por eso canto pésimo
PADRE:(con lujuria) ¿Y cómo fue?
Roxana: (llora) de frente padre, ¡Ay padre!, y le robé  dinero a un viejo raboverde
PADRE: Dios te perdona hija mía, yo te perdono. Además yo también enseño música y puedes cantar en el coro de la iglesia.
Roxana:!Gracias padre¡
PADRE: (Voltea a ver a toño) ¡Tráeme a otro para que se confiese y salve su alma!
TOÑO: (toma a la ayudante de los cabellos y narco1 va tras ellos y se confiesan con el padre)
AYUDANTE: Confieso que he pecado. En el negocio hay pura vieja y por eso me gusta coger con hombres casados, ¿Eso es pecado padre?
PADRE:!Sí¡ eso es pecado, pero yo te perdono… Dios te perdona.
NARCO1: Padre confieso que he matado a mucha gente, he mandado matar, he envenenado niños, jóvenes , viejos, ¿eso es pecado?
PADRE: ¡Pues claro que es pecado! Ni que fueran piñas, pero Dios te perdona, yo te perdono.
LA ESCENA ME LA ENTREGARON INCOMPLETA

Citlali:  confieso que yo estaba sabía todo lo que estaba pasando en este bar, pero yo solo quería ser cantante, yo solo quería ser novia de alguien en quien pudiera apoyarme para realizar mis sueños de cantante, sabía que él era narco, lo saía todo, pero yo no tenía dinero y pensé que ésta era la manera de ser una cantante famosa de ópera. Además, me ofrecieron cantar esta noche y resulta que ya tenían a otra cantante, peleamos, pero que quiere que haga, no sabe cantar tan bien como yo, reconozco que actué impulsivamente. Yo solo vine a la ciudad a ser mejor, pero luego me obsesione con esta maldita bufanda, no quería enfermarme para mi debut de esta noche,  padre, ¿es eso pecado?
Padre: actuaste mal hija, al cubrir a esta bola de mafiosos, pero Dios sabe que tú solo querías ser cantante, y es por eso que te perdona hija.
Citlali: Gracias padre.

1 comentario:

  1. Hola chicos y chicas. Yo creo que la parte que hará lorudes sólo debe de ser aquella en donde se enfrenta a la otra cantante y ya. Ella había dicho que ensayaría su escena con Cintya, pero darle más parte en la historia implica nuevos ensayos, más modificaciones en la escena que ya de por sí está muy saturada de personajes. Por favor, piénsenlo, porque es trabajo extra para todos, desajusta lo que Iza y Michelle están escribiendo, y que necesitamos pulirlo entre todos y lo que ya les comentaba, más trabajo en escena y por mi parte no estoy muy de acuerdo en ello. Saludos.

    ResponderEliminar