24 nov. 2011

Acto II

(El bar está solo y entra a escena un hombre con una camisa de fuerza.)

 

Loco (toñito)

¡Huy! ¡Qué museo tan bonito! ¡Cuántas cosas!... ¡Y cuánta gente! Me gusta mucho este museo. ¡Hasta música hay en este museo!

(Entra el dueño del bar hablando por teléfono. El loco lo mira interesado pero un tanto temeroso)

Dueño del bar

(Termina su llamada telefónica) ¿Tú qué cabrón? ¿Tú eres toñito, el nuevo barman?

Loco (toñito)

(Sin contestar sólo afirma con la cabeza)

Dueño del bar

¿Y esta pinche camisa qué, cabrón? ¡Quítatela! Pinches moditas. ¡Órale, wey, ponte a acomodar todas las cosas que no tardan en llegar los clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario