29 nov. 2011

hola

Acto II Escena II
Narco 1 y ayudante entran, se sientan, piden  dos whiskys, la ayudante le da un cigarro y lo enciende.
NARCO 1: – ¿Cómo crees que esté la venta esta noche?
 AYUDANTE: – Yo la veo bien, oye ¿metemos pura o de la combinada?
El barman se acerca al Narco 1 y a la ayudante, y les entrega los whiskys
NARCO 1: ¡Esto no es un whisky! ¡Pendejo!
Ayudante se dirige al barman con tono despectivo
AYUDANTE: ¡Ya oíste, prepáralos otra vez pendejo!, ¿no escuchaste que no es whisky? Movidito. (Chasquea los dedos).
AYUDANTE: Entonces qué ¿pura o combinada?
NARCO 1: – (con tono autoritario) Mete de la combinada, al fin que… ¡ellos qué van a saber!, pobrecitos, lo que quieren es atascarse. 
AYUDANTE: – (con tono condescendiente) Tienes razón, ¿cuántos kilos traigo?
NARCO1: – Que sean dos kilos y… unas pastas, en paquetitos de tres o cuatro gramos.
La ayudante le muestra la mercancía al narco 1
AYUDANTE: – Mira, trigo ésta, ¿así?
NARCO 1: – (asiente) Sí, así.
AYUDANTE: ¿Entonces llamo a Mario para que las traiga?
NARCO1: – (ligeramente distraída) Ok.
Narco 1 se para comienza a observar a su alrededor y choca de espaldas con la otra gemela que habla por celular.

Acto 2 Escena 2
En la escena se encuentra la ayudante y la narco. Después, entra a escena fresita.
AYUDANTE: (sale del escenario y se le queda viendo a fresita)
FRESITA: ¿Qué me vez?
AYUDANTE: (se sigue)
NARCO1: (dirige la mirada al techo del bar y camina distraída)
FRESITA: (camina, hablando por teléfono)
Fresita y narco1 chocan de espaldas, se ven con asombro y comienzan a hacer movimientos de espejo.
FRESITA: ¿por qué te pareces a mí?
NARCO1: No, tú te pareces a mí. Además ¿Quién te invitó?
FRESITA: me llegó una invitación a mí cuenta de facebook. (Se sienta en una silla)
NARCO1: ! Quítate de ésta silla¡, ¡levántate pendeja¡
FRESITA: ¿Qué te pasa babosa?
NARCO1: (se dirige a su ayudante) quítala de aquí y consíguele una silla por allá atrás, dale una bolsita para que se ponga feliz.
FRESITA: ¿Qué les pasa?, yo no quiero droga
NARCO1: ¡Atáscatela toda!
Narco 1 y su ayudante sacan sus pistolas y amenazan a la fresita. Fresita inhala toda la droga.
Fresita, narco1 y ayudante permanecen en el escenario.

 Entra el dueño del bar y ve a narco1 y su ayudante.
DUEÑO DEL BAR: ¿Qué haces aquí hija de la chingada?
NARCO1: ¿Qué haces tú aquí pendejo?, ésta es mí noche, ¡ya compré mercancía y la voy a vender toda ésta noche!
DUEÑO DEL BAR:!no mames¡, si yo soy el dueño del bar.
NARCO1: ¡No armes drama si no quieres que te arme un desmadre!
DUEÑO DEL BAR: Está bien, te aclaro es mi fiesta ¡no la arruines! Te voy a dejar, pero con la condición de que me des la mitad de lo que ganes ésta noche.
NARCO1: ¡Ni madres pendejo! Sí quieres 40% y 60% ¿Cómo vez?
Toño aparece discretamente en una de las esquinas del escenario
DUEÑO DEL BAR: ¡Cámara!, pero no vayas a armar un desmadre. (Voltea hacia Toño y grita). Toño aquí te encargo a estas pendejas van a vender unos dulcecitos
TOÑO: ¡Quiero uno!
Narco 1 le dice a su ayudante
NARCO1: Pues dale uno, ¡que se atasque!
Entran a escena la esposa y el esposo. Se aproxima hacia ellos la ayudante. Ayudante manda llamar al esposo y cuando lo tiene suficientemente cerca le apunta con un arma.
AYUDANTE:¿Eres casado? ¿Qué te pasa cabrón?
ESPOSO: (Nervioso) Pero…
AYUDANTE: ¡Ni madres guey! ¿Qué te pasa?
ESPOSO: (aún más nervioso, hace ademanes trémulos) Bueno, yo… ya me voy.
AYUDANTE: No cabrón. (Saca rápidamente algo de su bolsillo) ¡Métete esto! (le da un paquete pequeño en la mano)
ESPOSO: (desconcertado y aturdido) Pero…
Ayudante y esposo se repliegan a un costado del escenario y fingen seguir discutiendo acaloradamente.
Entra el padre a escena con la cruz en la mano y su biblia bajo el brazo, observa con mirada inquisitiva a todos los que se encuentran en la fiesta.
PADRE: (gritando) ¡Vengo a salvar sus almas!, son unos pecadores (todos rodean al padre)
NARCO1: ¿Usted qué hace aquí padre? ¿Quién lo invitó?
PADRE: He venido a salvar sus almas pecadoras
NARCO1: ¡no padre! O se divierte o se saca a la chingada, tenga ¡métase esto!
PADRE: (con tono solemne)¿Qué es esto hija mía? ¿Eso es pecado?
NARCO1: O se la mete o se lo carga la chingada
PADRE: (Con falsa resignación) está bien, está bien
Toño entra. Corre y grita
TOÑO: ¡La policía, la policía!
Narco1 y ayudante sacan las pistolas y gritan al unísono.
NARCO 1 Y AYUDANTE: ¡cállense todos, que nadie se mueva o se los carga la chingada!
TOÑO: (Grita) tengo una bomba, suelten las pistolas.
Todos se asustan y se alejan. El padre se acerca a toño.
PADRE: Calma hijo mío, calma (la acotación de las hojas no es clara pendiente)
TOÑO: (amenazante) ¡vas a confesar a todos estos pinches locos, uno por uno, empezando por esa zorra! (dice mientras señala a la cantante)
PADRE: Está bien hijo los confesaré a todos.
Toño arrastra a la cantante
CANTANTE: (con voz y mirada lasciva) ¡Padre, confieso que me tiré al profesor de música y me lastimó la garganta, por eso canto pésimo
PADRE:(con lujuria) ¿Y cómo fue?
CANTANTE: (llora) de frente padre, ¡Ay padre!, y le robé  dinero a un viejo raboverde
PADRE: Dios te perdona hija mía, yo te perdono. Además yo también enseño música y puedes cantar en el coro de la iglesia.
CANTANTE:!Gracias padre¡
PADRE: (Voltea a ver a toño) ¡Tráeme a otro para que se confiese y salve su alma!
TOÑO: (toma a la ayudante de los cabellos y narco1 va tras ellos y se confiesan con el padre)
AYUDANTE: Confieso que he pecado. En el negocio hay pura vieja y por eso me gusta coger con hombres casados, ¿Eso es pecado padre?
PADRE:!Sí¡ eso es pecado, pero yo te perdono… Dios te perdona.
NARCO1: Padre confieso que he matado a mucha gente, he mandado matar, he envenenado niños, jóvenes , viejos, ¿eso es pecado?
PADRE: ¡Pues claro que es pecado! Ni que fueran piñas, pero Dios te perdona, yo te perdono.
LA ESCENA ME LA ENTREGARON INCOMPLETA


No hay comentarios:

Publicar un comentario