4 dic. 2011

hola-izabell

+KTESTA

 

PRIMER ACTO

 

Escena 1

 

El esposo entra por el lado derecho del escenario; abre la puerta y entra a la casa, llega del trabajo cansado, y trae un traje con sombrero.

 

ESPOSO: Vieja, ya llegué… ¿ya está la comida?

 

Ella entra por el lado opuesto del escenario; lo recibe con un beso, muy contenta y animada- trae un delantal de cocina y el pelo amarrado- "sin maquillaje".

 

MUJER: ¡Qué bien! Tengo algo muy importante que decirte…

 

ESPOSO: Déjate de chismes, para tus amigas. Ahorita vengo fastidiado del tráfico y tengo hambre.

 

MUJER: ¡No! esta vez no son chismes, mi amor. ¡Es algo muy importante para los dos!

 

ESPOSO: Últimamente lo que dices, nos es nada bueno.

 

MUJER: Esta vez sí es algo bueno, deberás. Se trata de… (Interrumpe el esposo.)

 

ESPOSO: ¡Ya, te digo que vengo muy cansado! Mejor fíjate en la estufa, no se te vayan a quemar los frijoles…

 

La mujer: triste y acongojada, sale de escena.

 

El esposo prende el modular y sintoniza la música; Baila unos 15 segundos. Deja su sombrero y se quita el saco, se desanuda la corbata, apaga la música y se sienta en una silla. Toma el control de la tele, la prende y se pone a verla –atónito-. A cada canal que le cambia, imita las escenas que ocurren. <<Terror- se asusta>> <<comedia-se ríe>> <<telenovelas-triste-casi llora->> <<Policía-imita que dispara con una pistola->> <<deportes- hace ejercicio->>

 

La mujer entra a escena ya sin delantal, con el pelo arreglado "maquillada". Entra triste- cabizbaja- pasa por enfrente del esposo –entre él y la tv.

 

Esposo: No le pone atención. Hace un ademán como haciéndola a un lado.

 

Mujer: (Se sienta a un lado de él.)

 

Esposo: (Se molesta un poco y se separa un poco de ella.)

 

Mujer: (Tristísima con el brazo levantado y recogido, se inclina y empieza a llorar.)

 

Esposo: No le hace caso después de un momento llama su atención la mujer-

Apaga la tele –se acerca a ella. Le toca el hombro-ella lo ignora-. Le jala el hombro.

Ella voltea. A él le parten el corazón, sus lágrimas en los ojos.-la seca tiernamente- y empieza a hacerle caras.

 

Mujer: (Se tranquiliza. Deja de llorar, pero no sonríe.)

 

ESPOSO: Bueno mujer ¡No es para tanto! Haber dime lo que querías decirme.

 

MUJER: (animada) Nos invitaron a una fiesta. La invitación me lle a mi facebook.

 

ESPOSO.- ¡Eso está muy raro! Ha de ser un spa ¿No me digas que es de esas sectas religiosas para sacarnos dinero?

 

MUJER: No, mi amor. Es una fiesta en un disco-bar. Además, coincide con nuestro aniversario.

 

ESPOSO: Está bien, vamos.

 

Se levantan y empiezan a bailar dirigiéndose a la salida del escenario.

 

 

Escena 2

 

En un parque. Hay un padre sentado en una banca rezando leyendo la biblia. Entra una chica joven fresita, camina y ve su celular.

 

FRESITA: El viernes hay fiesta y barra libre. (Duda) pero no creo que pueda ir, tengo mucho trabajo en la oficina. Aunque... yo nunca he ido a una fiesta.

 

Camina hacia la banca y se encuentra con el padre.

 

FRESITA: Padre, buenos días.

 

PADRE: Ave María Purísima.

 

FRESITA: Sin pecado concebida.

 

PADRE: ¿Qué pasa, hija mía?

 

FRESITA: Necesito su opinión. Me enviaron una invitación a facebook ¿Cómo ve? ¿Voy?

 

PADRE: No puedes ir, hija mía. Eso es pecado. No sabes lo que puede haber en esa fiesta. Sexo... Drogas ¡y rock and roll! ¡No puedes ir!

 

FRESITA: Pero padre, ¿por qué no puedo ir?

 

El padre revisa su biblia y de ella cae una revista porno. Fresita la recoge y lee el título de la revista. Muestra al público su contenido.

 

FRESITA: ¡Padre! ¿Usted ve este tipo de pornografía?

 

PADRE: ¡Eso no es mío! ¡Se lo confisqué a un feligrés! ¡Tú no sabes cómo es el hombre!

 

FRESITA: ¡Padre! ¡La imagen que tenía de usted se acaba de caer! ¡No sé si puedo creer en Dios!

 

PADRE: No blasfemes hija mía. Te voy a un salmo para que entiendas las necesidades del hombre.

 

FRESITA: ¡Qué salmo ni que nada! Yo voy a ir a esa fiesta.

 

PADRE: ¡vas a condenar tu alma! ¡Tienes que salvarte! ¡Espera!

 

FRESITA: No quiero escuchar más. Me voy.

 

Fresita sale de escena y deja al padre, desesperado.

 

PADRE: ¡Tengo que salvar su alma a como lugar!

 

Sale de escena. Entra un viejito caminando lentamente hacia una banca, apoyado un bastón. Lleva en el brazo un sobre.

 

 

 

Escena 3

 

 

VIEJITO: Ay mi cinturita, me duele. ¿Ustedes que me ven? Parece que no han visto a un viejo. Ya voy a llegar... Ya voy a llegar...

 

Con dificultad se sienta en la banca y deja su bastón.

 

VIEJITO: Tengo que ver los análisis. No, no quiero... Bueno, los voy  a abrir de todos modos.

 

Abre el sobre.

 

VIEJITO: ¿Qué dice? No veo bien.

 

Se acerca los papeles a los ojos. Lee lentamente.

 

VIEJITO: Cán-cer. ¿Cáncer? ¡No! ¡No puede ser! ¡Me voy a morir! ¡No quiero! ¿Por qué? ¡Necesito cogerme una mujer antes de morir! (le habla a su pene) Uno... dos... tres... ¡Despierta! ¡No, hace mucho que no se para! ¡Hace mucho que no pruebo a una mujer! ¡Tengo que cogerme a alguien!

 

VIEJITO: (Se levanta enojado) ¡Tengo que cogerme a una vieja!

 

Sale de escena.

 

ACTO SEGUNDO

 

Escena 1.

 

En un bar. Parece que habrá una fiesta, pero no hay nadie. Entra a escena un hombre con una camisa de fuerza.

 

LOCO (TOÑITO): ¡Huy! ¡Qué museo tan bonito! ¡Cuántas cosas!... ¡Y cuánta gente! Me gusta mucho este museo. ¡Hasta música hay en este museo!

 

Entra el dueño del bar hablando por teléfono. El loco lo mira interesado pero un tanto temeroso.

 

DUEÑO DEL BAR: (Termina una llamada telefónica): ¿Tú qué cabrón? ¿Tú eres Toñito, el nuevo barman?

 

El loco sin contestar, sólo afirma con la cabeza.

DUEÑO DEL BAR: ¿Y esta pinche camisa qué, cabrón? ¡Quítatela! Pinches moditas. ¡Órale, wey!, ponte a acomodar todas las cosas que no tardan en llegar los clientes.

 

Sale el dueño del bar y Toñito comienza a acomodar cosas. Entra Roxana Bustamantes.

 

ROXANA BUSTAMANTE: Buenas tardes, disculpe vengo al ensayo de canto, ¿está encendido el audio?

 

1) probando 1, 2, 3, 4,5.

2) do, re, mi, fa, sol, la .si. (Entra el dueño del bar.)

 

ROXANA BUSTAMANTES: Buenas tardes

 

DUEÑO DEL BAR: Buenas, ¿se le ofrece algo?

 

ROXANA BUSTAMANTE: , vengo de parte del señor Raulito Pérez.

 

DUEÑO DEL BAR: He, permítame un momento (llama por celular) Raúl no mames, ya tenía cantante para esta noche. A ver cómo le hago para correrla.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Regálame tu corazón, déjame entrar a ese lugar, donde nacen las flores, donde nace el amor. Entrégame tus labios rotos los quiero besar, los quiero curar, los voy a cuidar, con todo mi amor. "Es raro el aaaaa, es raro el amor".

 

DUEÑO DEL BAR: je, je, je…disculpe señorita, pero ya tengo cantante por esta noche. Usted no se puede quedar.

 

ROXANA BUSTAMANTES: No me diga.

 

DUEÑO DEL BAR: le digo, y pues lo siento mucho.

 

ROXANA BUSTAMANTES: ¡Mire, vengo de muy lejos y no puedo irme sin un aplauso!

 

DUEÑO DEL BAR: Ni modo, así es esto.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Y no podemos arreglarlo… de otra manera.

 

DUEÑO DEL BAR: Pues, déjeme escucharla, cante una canción, que todos conozcamos.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Ya no me preguntes más, que solo de escucharlo, ya no puedo pensar en otra cosa que no sea tu sonrisa, que ya quiero estrenar, porque apenas te siento entre mis dedos resba…(Entra la cantante de ópera.)

 

CITLALI VIZCAÍNO: ¡Qué te pasa maldita golfa! Bájate de mi escenario.

 

ROXANA BUSTAMANTES: ¿Tu escenario? (Turbada) Por qué me agredes y me faltas al respeto (Citlali le da una cachetada a Roxana).

 

CITLALI VIZCAÍNO: Mira cantante de cuarta, en primera, no sabes solfear, y en segunda, mira tus fachas, así que, o te largas por las buenas, o te saco de los pelos de mechudo que tienes.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Cálmate, yo vengo recomendada por el profesor Raúl Pérez. Entiendes.

 

CITLALI VIZCAÌNO: Me vale un comino quien te haya recomendado o quién seas. ¡Cantas mal, que digo mal, pésimo! Exijo que te bajes.

 

Se acerca Citlali a Roxana y comienzan a pelear.

 

DUEÑO DEL BAR: Amor, cálmate, no discutas, ella también va a cantar. Canta muy mal.

 

Tú me dijiste que está era mi noche. Por qué está ella en mi escenario. (La jala del cabello)

 

DUEÑO DEL BAR: Tu cantas muy bien, ella no sabe cantar, es más, mejor que el público decida. (Siguen peleando) Bueno, pues ya rómpanse la madre si quieren. (El dueño del bar y el barman, gritan "lodo, lodo…")

 

ROXANA Y CITLALI: (Gritan) cállense nacos.

 

 

 

 

Escena 2

 

Roxana entra nuevamente al escenario, llena de nervios, en eso llega el viejito muy triste.

 

ROXANA BUSTAMENTES: ¿Qué tiene viejito?, se siente bien.

 

VIEJITO: No, estoy muy deprimido.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Venga, siéntese aquí.

 

VIEJITO: Ven, mi dulce corazoncito.

 

ROXANA BUSTAMANTES: ¡Pero q le pasa viejito rabo verde!

 

VIEJITO: Muchacha voy a morir, pero lo malo es que no sé cuando.

 

ROXANA BUSTAMANTES: Y eso a mí que me importa.

 

VIEJITO: Por favor, te suplico, hazme un baile privado, desnúdate lentamente.

ROXANA BUSTAMANTES: Pues hare la acepción, música maestro.

 

Comienza la música de fondo, y Roxana le baila, pero el viejito se da cuenta de que está ultima le está robando todo.

 

 

Escena 3

 

Toño entra a escena y observa al muerto.

 

DUEÑO DEL BAR: No, mames Toño, esté wey, ya se peló para el otro mundo. ¿Qué le diste de tomar?

 

TOÑO: Nada, nada.

 

DUEÑO DEL BAR: ¡Vale verga!, tenemos que sacar a esté wey de aquí, antes de que vengan los invitados. ¡Ándele Toñito, cárgalo y tíralo a la basura!

 

Toño carga al viejo y sale de escena, después de unos segundos el dueño del bar, (No puede salir, se quedaría el escenario solo, desde el centro de la escena se pregunta por qué tardará tanto y le grita.)

 

Dueño del bar: ¡No mames, Toño, te dije que lo tiraras, no que te lo cogieras!

 

Toño entra abrochándose el pantalón.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario